1_250

2018-Casa en Torre en Conill. Valencia. España.

Casa Seminaris. Torre en Conill. Valencia. España

1_250“Los cuerpos geométricos grandes no pueden ser. Entonces hay dos limitaciones: adaptarse en planta a las curvas de nivel a base de quiebros que nunca tengan una longitud mayor que el tipo de cubrición. Después está la altura, los escalonamientos. Esto me gusta mucho. Se consiguen vistas, no se estropea el paisaje… Es decir: el sistema escalonado, en altura y en horizontal, siempre adaptándose al terreno (que al terreno nunca parezca que se le haya hecho daño), y la elasticidad de la distribución.”
José Antonio Coderch

1_250

1_250

Vista del acceso

Los espacios de la casa miran al enorme jardín de golf que se sitúa al norte, y también miran al sur, de donde proviene el sol. Son las vistas y el sol los objetivos para los que se ha construido el espacio de la casa. Los espacios fluyen hacia el gran jardín de golf y hacia el sol, de modo que todos y cada uno de los espacios de la casa disfrutan de vistas lejanas y el asoleo del medio día.
Esta doble mirada se consigue gracias a dos estrategias proyectuales. El muro y el escalonamiento.
1_250

Emplazamiento

1_250

Vista desde terraza exterior

El muro, de cal, protege de las vistas vecinas del este y el oeste, y estira la casa en sentido norte sur de modo que el espacio se prolonga en toda la dimensión de la parcela, alargada y estrecha. Es el tradicional sistema murario el que construye el espacio.1_250

Planta baja

1_250

Planta primera

1_250

Vista desde sala de juegos

El escalonamiento adapta la casa a la ligera pendiente del terreno. La casa baja poco a poco, se adapta a la topografía, y así unos espacios miran sobre otros hacia el gran jardín de golf. Espacios escalonados y jardines escalonados, como hermosos palacios y jardines escalonados de Babilonia.
Agua y sombra construyen los jardines.
El agua está presente en el espacio. Los planos de agua proyectados en el exterior introducen reflejos y sonidos al interior de la casa. Todos los espacios interiores sin excepción ven y oyen el agua, como en nuestra sublime Alhambra donde el agua recorre cada rincón de sus jardines y patios.

1_250

Alzados y secciones

1_250

Vista desde el final de la  parcela

La casa yace bajo una gran sombra. La sombra de la arquitectura y la sombra de la naturaleza. Desde la entrada hasta el último espacio de la casa, la sombra nos acompaña. La sombra, la penumbra, contraluces … esa atmósfera intermedia entre la luz y la oscuridad debe ser propia de nuestra arquitectura del sur.